sábado, 27 de septiembre de 2008

Más grande que la vida

Seguramente fue el primer nombre de un actor que aprendí. Con seguridad es uno de los más grandes de la historia.

Paul Newman intervino como actor en más de sesenta películas. Nunca estuvo mal. La mayoría de las veces, genial. Fue una estrella rutilante durante cinco décadas. Protagonizó Marcado por el odio, La gata sobre el tejado de zinc, El buscavidas, La leyenda del indomable, Dos hombres y un destino, El golpe, Veredicto final, El color del dinero... y muchas más, quizá no tan buenas, pero mucho mejores gracias a su presencia.

Dirigió seis películas muy dignas, algunas francamente brillantes como El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas o El zoo de cristal.

Fundó organizaciones benéficas y siempre estuvo del lado de la discreción y los necesitados.

Hoy dicen que ha muerto. No puede ser.

Nunca olvidaremos su sonrisa.

6 comentarios:

Elphaba dijo...

Muy cierto eso de que mejoraba cualquier película normalita.

SALVATRON dijo...

Una mierda. Vaya año. En fin, mi post es más breve pero no menos elocuente.

Ariel Luque dijo...

Muy cierto amigo Carlos...se fué un grande del cine. Otro más, ya que este año nos han dejado muchos lamentablemente. Un abrazo amigo!

Ariel.

Castedo Merinero dijo...

Esa maravilla que es el cine nos permitirá volver a encantarnos con sus películas y sus interpretaciones.
Abrazos.

Vicente dijo...

Siempre lo tendremos en nuestra memoria, gracias a sus magníficas interpretaciones y su gran valía humana. D.E.P.

Angel dijo...

Guapísimo!!!! guapísimo!!! Y guapísimo!!!
Sit Tibi terra Levis.

Angel