domingo, 7 de septiembre de 2008

La persecución de Bullit

El director inglés Peter Yates (Aldeshort, Hamphsire, 1929) comenzó como actor teatral y fue ayudante de dirección de Terence Young, Guy Hamilton y J. Lee Thomson. En los sesenta debutó como director televisivo, por sus manos pasaron algunos espisodios de El santo (The Saint, 1963-65), y cinematográfico. Hasta finales de siglo más de veinte películas llevan su firma, muchas de ellas éxitos comerciales, pero ninguna tan famosa como Bullit (Bullit, 1968).

Basada en la novela Testigo mudo (Mute Witness, 1963) de Robert L. Fish -firmada con el apellido Pike-, con banda sonora de Lalo Schifrin e interpretación principal de Steve McQueen, ya en la cumbre después de Los siete magníficos (The Magnificent Seven, 1960), La gran evasión (The Great Escape, 1963) y El rey del juego (The Cincinatti Kid, 1965), la película en conjunto no pasa de aceptable pero contiene la mítica persecución por las calles de San Francisco.

Elegida en 2005 por los clientes de la aseguradora Hagerty Insurance como la mejor persecución de la historia con el 40% de los votos, el Ford Mustang GT-390 largo de 1968 color verde oscuro de Frank Bullit sigue durante casi nueve minutos el Dodge Charger R/T negro de dos asesinos a sueldo. Pequeños errores como el repetido adelantamiento un Volksvagen Beetle o el choque al inicio del Dodge que no produce bollo alguno, son minudencias que se diluyen entre la velocidad y la partitura de Schifrin.

3 comentarios:

Vicente dijo...

Vamos que ni Fernando Alonso hace eso, así le gustaría que acabase su amigo "Hamilton", no te parece??

Castedo Merinero dijo...

Así o incluso peor.

Amparo dijo...

Qué persecución más larga...