martes, 29 de julio de 2008

Siamese Dream (1993) de Smashing Pumkings

El segundo disco de Smashing Pumkins, aún no habían adoptado el artículo inicial, se editó en julio de 1993 y supuso un importante salto cualitativo después de su debú con Gish (1992) y antes del desigual y excesivo Mellon Collie and the Infinitive Sadness (1995), compuesto por veintiocho canciones.

Estos fueron los únicos tres álbumes de la banda de Chicago que contaron con la colaboración de los cuatro miembros originales: Billy Corgan (1967), vocalista y guitarrista, James Iha (1968), guitarrista, D'Arcy Wretzky (1968), bajista y vocalista, y Jimmy Chamberlin (1964), batería.

Billy Corgan asume en este disco todas las canciones en solitario, menos Soma y Mayonnaise que comparte con Iha, celoso de diluir al máximo las guitarras y el bajo en la estela de Loveless (1991) de My Bloody Valentine, pero sin perder del todo la personalidad del grupo.

Cherub Rock abre el disco y fue el primer single en salir al mercado un mes antes. Sus titubeos iniciales no nos confunden porque en seguida aparecen las guitarras, eso sí, más diluidas que nunca, a las que acompaña bastante contenida la dolida voz de Corgan. Quiet es más hard rock, con una batería muy presente y un riff acusado. Today, la tercera canción y el segundo single, sube y baja musicalmente como una montaña rusa acompañada por la inocencia que transmite Corgan al cantar, opuesta a una letra sobre el suicidio, y con un chorro eléctrico intermitente que la convierte en una de las mejores del álbum.

Hummer con sus difuminadas cuerdas y Rocket con su pared metálica de fondo nos conducen a Disarm una de las grandes canciones del grupo, impregnada de un aire inquietante por sus percusiones, violines y violoncelos y su letra, análisis controvertido de la relación de Corgan con sus padres. Soma, apoyada por el piano de Mike Mills (R.E.M.), tiene una primera parte susurrante que crece hasta romperse con unas guitarras rotundas que distorsionan con el fondo insistente de la batería, francamente estupenda.

Geek USA es una enrabietada canción en su primera parte, con ataques vocales, que se convierte al final en una distorsionante locura. Las contenidas Mayonaise, acentuadamente noise, y Spaceboy, nos permiten un descanso hasta que guitarras ardiendo nos avasallan a intervalos en Silverfuck, quizá demasiado larga. Todo lo contrario que Sweet Sweet, perfecta en su definición instrumental y en su duración. Luna, con su optimismo sonoro de violines y violoncelos, pone fin al trance.

Un álbum que nos acerca al cielo eléctrico del rock.

Calificación: 8/10.
Clasificación Acclaimed Music: 148.
Clasificación Rolling Stone: 360.

Edición original: Cherub Rock 4:57, Quiet 3:42 , Today 3:19, Hummer 6:57, Rocket 4 4:06, Disarm 3:17, Soma 6:39, Geek USA 4:07, Mayonaise 5:49, Spaceboy 4:28, Silverfuck 8:43, Sweet Sweet 1:38 y Luna 3:20.

2 comentarios:

Amparo dijo...

Lo he escuchado y pienso que es muy bueno.

vicente dijo...

He oído todos sus discos, menos este, aunque algunas canciones las he escuchado ya. Trataré de pillarlo.