jueves, 17 de julio de 2008

Capa y espada

Hace unos veinte años, madre mía, en Televisión Española hacían buenos ciclos de cine. Más allá de programas con sabios elucubrando alrededor de una película, La Clave, también estaba Cine Club, hablo del primero, aquél en el que críticos, directores... presentaban el ciclo y la película de la semana, y posteriormente, buscando más la audiencia, La estrella es...

Entre todos yo recuerdo con especial cariño los de los sábados por la tarde, fueron pocos pero en Sesión de tarde, después de los dibujos, emitieron una buena muestra de las grandes películas del oeste y de las de aventuras, no atendiendo a que estaban dirigidas por éste o aquel director, sino simplemente porque eran clásicos.

Dentro de las de aventuras, la parte más destacada por lo menos para mí, siempre amante de los duelos de esgrima, eran las de capa y espada.

Los tres mosqueteros (1948) de George Sidney quizá no sea la mejor, pero sí la más divertida. Una película de aventuras pensada como un musical y presentada como una comedia.

En esta escena, el lugareño D'Artagnan (Gene Kelly) ha quedado para batirse con Athos a mediodía, una hora después Porthos (Gig Young) y otra hora más tarde con Aramis (Robert Coote) cuando llegan cinco guardias Richeliu y tienen que hacer causa común. Llena de humor, como el calentamiento del saltarín D'Artagnan, resulta inolvidable.

3 comentarios:

José Ángel dijo...

En el fondo eres un nostálgico.

Castedo Merinero dijo...

Mucho.

SALVATRON dijo...

Ay, que se me saltan las lagrimicas. Tienes toda la razón, que tiempos aquellos. ¿Será que también éramos niños y nuestra capacidad de emocionarnos y sorprendernos era infinitamente mayor?
Bueno, eso y que además sólo había dos cadenas.