miércoles, 16 de julio de 2008

Entender la poesía

El club de los poetas muertos (1989) de Peter Weir tiene muchas virtudes y algunos defectos, pero a mí me encanta. No sé muy bien la razón, será porque me identifico con los jóvenes protagonistas o porque habla de poesía o...

Entre las mejores escenas está la final, ¡Oh, capitán, mi capitán!, o aquélla, al principio, en que los alumnos conocen al profesor John Keating y éste les hace oir la voz susurrante de sus antiguos compañeros: Carpe díem, Carpe díem...

He elegido, sin embargo, el momento en que comenzando cómicamente con el área para calcular la grandeza de un poema de la introducción del libro, el profesor anima a sus alumnos a ser ellos mismos sirviéndose de la poesía, como belleza necesaria para vivir, pasión para existir...

4 comentarios:

Amparo dijo...

Has recordado un fragmento de una película que me encantó cuando la vi, hace mucho tiempo. No sé si ahora me produciria las mismas sensaciones. Imagino que la viste también hace años, ¿la has vuelto a ver?

Castedo Merinero dijo...

La vi de estreno, un par de años después otra vez y luego una vez más, no demasiado tiempo después. Total, hace más de diez años que no la revisiono, habrá que hacerlo.

Jean Robur dijo...

Bueno, no la he visto esta película, y eso que goza de mucho prestigio. Para mí el problema es el señor Williams, al que soy totalmente refractario. Solo vi "El rey Pescador" pero eso era porque admiro al señor Gilliam. Hay películas que hablan bien de escribir y del oficio de escritor. "Factotum" es una de ellas. Nada de idealismos, ni de un ser en busca de la gran obra. No. Suciedad, pobreza, alcoholismo, sexo cutre y una alma torturada que a pesar de todo escribe. Otro seria, aunque en otra índole de cosas "Shakespeare in Love", creo que plasma medianamente bien quedarse en blanco y luego la inspiración torrencial. Una película bastante desaprovechada es "Descubriendo a Forrester", Sean Connery está bastante correcto, pero el actor que interpreta al escritor precoz no se cree nada al personaje, no se mete en su piel, eso arruina el metraje. Aparte, hay la confrontación pedante entre el señor F. Murray Abraham y el "cerebrito" que es bastante penosa.

Castedo Merinero dijo...

Jean,
seguramente lo peor de la película sea Robin Williams, sobreactúa como siempre y no da el tono de profesor esperado.
No he visto ni Factótum, la tengo apuntada, ni Descubriendo a Forrester, esa sin embargo no contaba con ella. En cuanto a Shakespeare... no me disgustó cuando la vi aunque lo de menos en ella es la literatura.
Saludos.