jueves, 24 de enero de 2008

Leyes de la robótica

Primera: El robot no herirá al ser humano ni permitirá, por omisión, que reciba daño alguno.
Segunda: El robot obedecerá las órdenes que reciba del ser humano, excepto si dichas órdenes contravinieren la primera ley.
Tercera: El robot protegerá su propia existencia siempre y cuando dicha protección no contravenga las leyes primera y segunda.

Estas leyes las formuló explícitamente Isaac Asimov en la obra El círculo vicioso (1942) aunque se habían perfilado en trabajos anteriores.

Transcurrido el tiempo, Asimov creyó que eran insuficientes para proteger a la sociedad en general y en su libro Robots e Imperio (1985) ideó un antecedente, la Ley Cero a la que se subordinan las demás.

Ley Cero: El robot no causará daño a la humanidad ni permitirá, por omisión, que ésta reciba mal alguno.

2 comentarios:

salva dijo...

Grande Asimov. Imprescindible también el ciclo de "La Fundación".

José Ángel dijo...

Las leyes de la robótica están bien, pero creo que son contradictorias para la humanidad. La humanidad ya se perjudica y daña así misma. Somos autodestructivos por naturaleza. Y creamos robots que esperamos que nos protegan del mal, jajaja,no será al revés????