viernes, 17 de octubre de 2008

Vincent (1982) de Tim Burton

Es la primera película que realicé, la amo profundamente, es muy personal. Haber conocido a Vicent Price fue para mí una gran experiencia. No es sólo un gran actor, sin también un coleccionista de obras de arte y muchas otras cosas. Me inspiró mucho. De niño vi todas sus películas, las de Roger Corman en particular. Como tantos niños, tenía pensamientos sombríos, todo me afectaba y además era increíblemente tímido. Por razones que ignoro, me sentía identificado con los personajes que él interpretaba, sobre todo los de la serie basada en Edgar Allan Poe, lo que me servía de catarsis. Los tormentos, las torturas que él atravesaba eran cuentos de hadas para mí. Me rendía un servicio emocional. Ver sus películas me permitía expresar mis sentimientos.
Abordé el guión de Vincent como un relato literario acompañado de ilustraciones y se lo envié a Vicent Price. No le conocía y su reacción fue maravillosa. Aceptó poner la voz en off a la película. Fue un sueño que se convirtió en realidad. Nos conocemos ya desde hace diez años y estamos más o menos en contacto, por lo que me pareció evidente porponerle el papel de creador de Eduardo Manostijeras.

Tim Burton.

4 comentarios:

SALVATRON dijo...

Vincent es una auténtica pieza de orfebrería animada que ya presagiaba el genio de Burton. Un claro precedente de "Pesadilla antes de Navidad" o "La novia cadaver" y en general de su alucinado universo gótico.

Castedo Merinero dijo...

Los autores se definen desde la primera película y Burton así lo hizo. Un cortometraje bello de verdad.

Elphaba dijo...

"Vincent" me dejó totalmente boquiabierta cuando la vi en el cine hace catorce años ya. Una gozada que hay que disfrutar desde luego en versión original con la voz del auténtico Vincent.
Está a medio camino entre sus largometrajes de animación y su libro de poemas ilustrados "La melancólica muerte del chico ostra".

Ariel Luque dijo...

Es un corto muy bueno basado en uno de los clásicos del terror pero con el inconfundible sello de este extraño, oscuro y gótico director. Un abrazo amigo!.

Ariel.