domingo, 19 de octubre de 2008

Vicky Cristina Barcelona (2008) de Woody Allen

Querido Woody Allen:

He visto todas tus películas casi puntualmente ya que algunas las estrenaste cuando acababa de nacer. He amado Nueva York contigo y gracias a ti. Me reí especialmente con tu primera etapa, pero también muchas otras veces, especialmente cuanto te veía en la pantalla. Homenajeaste a Bergman, casi siempre acertadamente. Las calles y los bares fueron tus escenarios, la época, el presente.

¿Pero últimamente qué te ha pasado? Desde Desmontando a Harry (Deconstructing Harry, 1997) te he encontrado cansado, sin esa chispa en los diálogos que antes bordabas, sólo con Match Point (2005) demostraste tu casi inagotable talento. Ahora nos ha llegado una postal tópica con actores desaprovechados de dos ciudades españolas.

Esta última obra, por ahora, abusa de la voz en off, repite las imágenes más bellas, pero más manidas, de una ciudad como Barcelona que tiene miles de caras. Los actores, indudablemnte solventes, están sin orientación y se ajustan a tópicos, especialmente la histérica Penélope Cruz -en un personaje hipérbole del cine de Almodóvar- y la turista Scarlett Johanson. ¿Y Bardem? Un pintor que es bohemio porque visita el barrio chino pero tiene avioneta y vive en Pedralbes. Increíble.

Acertada, hay que reconocerlo, está Rebecca Hall, el personaje con más matices, más redondo, con más evolución. No al principio, porque tanto ella como su novio son los típicos burgueses enconsertados en una clase y unas actitudes demasiado vistas.

Respecto a la banda sonora, sinceramente, creo que es lo peor. El tema central del grupo afincado en Barcelona Guilia y los Tellarini se repite hasta la saciedad para recordarnos insistentemente lo malo que es. El clásico Entre dos aguas de Paco de Lucía encaja mejor como leitmotiv pero se ahoga entre tanto flamenco, imprescindible, aunque no venga a cuento, en toda película ambientada en España.

De todas maneras, seguiré persiguiendo cada película que estrenes y emocionándome con Manhattan, Annie Hall, Zelig... y muchas otras.

Calificación: 2/10.

10 comentarios:

Planocenital dijo...

No pensé que podía llegar a ser tan mal... Espero que se estrene pronto en Buenos Aires para poder confirmarlo desde mi butaca. Saludos!
Hernán.

Vicente dijo...

Coincido en que Pe está totalmente Almodovarizada y la sensación que me produce es como una película hecha en agradecimiento al Premio Príncipe de Asturias que le concedieron. Insustacial y tópica, de las más flojitas que recuerdo del genial Woody Allen.

SALVATRON dijo...

Jodo. Pues no voy a verla al cine. Ya me la emularizaré.

Woody Jagger dijo...

Me temía algo así, amigo Castedo. Cuando la vea te confirmaré, pero por lo que me han contado por ahí van los tiros. Como tú he seguido casi puntualmente la trayectoria de Mr.Allen, y aunque ésta me decepcione, continuaré persiguiendo cada película que estrene. Un abrazo.

Castedo Merinero dijo...

Planocenital,
me pareció una broma de película, escrita a vuela pluma.
Vicente,
coincidimos, creo que no le ponía un 2 a una de Woody Allen casi desde pequeñito.
Salvatrón,
de emular nada, apoyando el cine.
Woody,
a ver que te parece.
Saludos.

Ariel Luque dijo...

Le tenía fe a este film de Allen, pense que estaba tratando de volver a ser el de antes. Vi El sueño de cassandra y me pareció una pelicula muy mala, hasta podria llamarla naif dentro del genero en el que se regodea. Una gran lástima. Un abrazo Carlos.

PD: He subido mi primer corto Fragmentos al blog.

Ariel.

Amparo dijo...

Bueno, tanto la entrada como los comentarios son deprimentes. Los he ido leyendo y he acabado con una tristeza...Pues yo la he visto y pienso que, de acuerdo, si esperas muchísimo de la película te puede decepcionar, sin embargo, creo que se puede ver con otra perspectiva sin pensar en que tiene que ser tan profunda...entonces es divertida, de verdad me reí, los tópicos me resultaban graciosos y seguro que Woody Allen no cree que los españoles/as son así..es una comedia.

Castedo Merinero dijo...

Amparo,
Woody Allen tiene muchas películas divertidas -prácticamente todas- en las que hay análisis de pareja, diálogos brillantes, dudas existencialistas... pero en esta no hay nada de nada.
Yo no esperaba de ella gran cosa pero aún así me ha decepcionado.

MONTSE dijo...

Pienso que en esta peli muestra el sentimiento irracional en relaciones pasionales, y de forma creíble. Aunque estoy de acuerdo contigo en que no es una gran película, ha tenido mejores guiones, pero........, Prefiero Maridos y mujeres, Manhattan, Hannah y sus hermanas, entre otras. Saluditos

Anónimo dijo...

Esta película es de las más aburridas que he visto, y su banda sonora es horrible.

Lo mismo digo de Room in Rome (Habitación en Roma) que parece una copia de Vicky Cristina Barcelona en su banda sonora, que cobra más protagonismo que el propio diálogo. Hay que bajar el volumen de esa insoportable música de ópera, para protegerse a uno mismo y para no molestar a los vecinos.
Room in Rome sin banda sonora sería mejor película.