viernes, 17 de abril de 2009

Crecer sucede en un latido


Así comenzaron las cuatro primeras temporadas de The Wonder Years (1988-1993), estrenada en España como Aquellos maravillosos años a mediados de septiembre de 1990 y acompañada de una familia de aúpa, Los Simpson.

Ambientada a finales de los sesenta, durante seis temporadas asistimos a la infancia y adolescencia de Kevin Arnold (Fred Savage) narradas por él mismo unos años después con el contrapunto de reflexión que propociona la experiencia. Los otros personajes principales eran los padres, los dos hermanos, su genial amigo Paul Pheiffer (Josh Saviano) y su vecina Winnie, el amor de Kevin y a quien - valientes los guionistas- ya besa en el episodio piloto.

Imitada hasta la saciedad y copiada descaradamente -los Alcántara-, la serie se apoyaba en la simpatía, la inteligencia y la capacidad para afrontar y superar los problemas de su protagonista. Una inigualable banda sonora, no ha habido ninguna serie con tantas obras maestras del rock, punteaba la acción con singular acierto, pero parece ser que ha impedido, hasta el momento, su edicion en formato casero.

Me quedo con las frases finales del último episodio de una de la series más emotivas que recuerdo:
Crecer sucede en un latido. Un día estás en pañales, al siguiente ya no estás aquí. Pero los recuerdos de la niñez permanecen contigo todo el camino. Recuerdo un lugar, un pueblo, una casa como muchas casas, un patio como muchos patios, una calle como muchas otras calles. Y el asunto es que, después de todos estos años, sigo mirando hacia atrás, maravillado.

5 comentarios:

SALVATRON dijo...

Madre mía que pedacho de serie. Como bien comentas, es raro que no la hayan editado en dvd (y anda que no sacan mierdas).

Castedo Merinero dijo...

No he comprado nunca pero esta me lo plantearía.
Hablando de series, hace poco han recuperado una rarilla de la que tengo un buen recuerdo: Caída y auge de Reginald Perrin. Y en un solo pack.

Vicente dijo...

Carlos, me tocas la fibra con esta serie, lástima que no la hayan editado, hecho que también me extraña. De Caída y auge de Reginald Perrin, recuerdo que me partía cuando la emitieron, no sé si ahora me haría gracia, pero recuerdo a este actor en otra serie que me gustaba todavía más, hacía de casero tacaño y tenía singulares huéspedes, pero no consigo recordar el nombre de la serie. En fin..

Castedo Merinero dijo...

Es una serie que toca mucho la fibra.
Caída... era muy divertida en aquellos tiempos, ahora...
La del casero creo que es Esto se hunde.

Vicente dijo...

Exactamente, Esto se hunde. Estás hecho un genio.