lunes, 2 de junio de 2008

Todos estamos invitados

Manuel Gutiérrez Aragón (Torrelavega, 1942) pensó hacer una película sobre la vida cotidiana de las personas amenazadas en el País Vasco desde una óptica realista, pero no pudo evitar desarrollarla desde la ensoñación y ésta es la mayor virtud de Todos estamos invitados (2007).

Los mejores momentos de este film testimonial, que no de tesis puesto que no desarrolla el argumento para mostrar ninguna idea preestablecida, es decir, no da lecciones, son aquéllos en los que la realidad está deformada por el miedo del profesor universitario, aquéllos en los que las miradas inocentes se convierten en amenazas. Tampoco hay que olvidar los oídos sordos de los amigos de la cuadrilla del profesor o la normal aceptación por parte de todo el mundo de la absoluta anormalidad que es pasear, trabajar… con escolta.

La conexión entre las diversas subtramas del guión no me parece, sin embargo, totalmente acertado. Tenemos un etarra, estupendo como siempre Óscar Jaenada, que en el ataque a un camión francés con cócteles molotov, poco creíble, pierde la memoria y parece que retoma la inocencia; además, un profesor universitario, realmente un antihéroe, correcto José Coronado, que es acosado y amenazado por sus declaraciones; y, por último, la novia de éste y psicóloga de aquél, Vanessa Incontrata, un personaje puente que al final de la película cobra verdadero protagonismo. Ellos rodeados de su entorno social, ella fuera de lugar, para aportar la visión de una persona externa al País Vasco, evidentemente, pero poco funcional desde el punto de vista dramático y poco cohesionador de las dos líneas argumentales.

Estos tres personajes se ven apoyados por todo lo que a los guionistas se les ha podido ocurrir para reflejar la sociedad y la problemática vasca: la iglesia, la cocina, la ertxaina, la universidad, las tradiciones, la abogacía, la universidad… desarticulando un poco más si cabe una película con demasiadas referencias con pocas pinceladas, pienso concretamente en los compañeros de Josu Jon, la cuadrilla de Xavier o el etarra encarcelado que mueve todos los hilos.

Una película malograda más por errores de guión que de puesta en escena.

Calificación: 4/10.

1 comentario:

SALVATRON. dijo...

Ya había leído por ahí que a esta peli le falla el guión. Parece que a tí tampoco te ha convencido (creo que la veré en "versión española" cuando la pasen).