viernes, 6 de marzo de 2009

Telegrama

Nueva York.
Un triángulo escaleno
asesina a un cobrador.

El cobrador, de hojalata,
y el triángulo, de prisa,
otra vez a su pizarra.

Nick Carter no entiende nada.

¡Oh!
Nueva York.

Rafael Alberti. Cal y canto (1929).

3 comentarios:

Wood dijo...

Tremendo y extravagante. Abrazo, Castedo.

Castedo Merinero dijo...

Y desconcertante a la vez que atrayente. Cuánta imaginación en tan pocas palabras.
Abrazo.

José Ángel dijo...

No entiendo nada, pero Manhattan esta genial.

Saludos.