viernes, 20 de marzo de 2009

Gran Torino (2008) de Clint Eastwood

Clint Eastwood (San Francisco, 1930) ha pasado en unos cuantos años de ser un actor con pocos registros y algunas películas personales al más grande director vivo (no sé si recuerdan quienes lo dicen que todavía viven Scorsese, Spielberg, Coppola o Godard). Me encantan Sin perdón (Unforgiven, 1992), Mystic River (2003) y Million Dollar Baby (2004) y me parecen bastantes buenas El fuera de la ley (The Oulaw Josey Wales, 1976) y Bird (1988) pero no todas sus películas pueden ser aclamadas como obras maestras.

Después la únicamente correcta El intercambio (Changelling, 2008) nos acaba de llegar esta revisitación de su personaje más conocido, lo queramos o no, porque el altamente cuestinable por sus métodos e ideología Harry Callahan marcó la carrera de Eastwood, con cinco películas, una de ellas bajo su batuta, y otros personajes cercanos en otras películas. Arrepentido o, por lo menos, no demasiado conforme con el policía-justiciero, Eastwood elije para su última interpretación, según sus propias palabras, a un veterano de Corea, cascarrabias y recientemente viudo.

La película gira en torno a la relación de Walt Kowalski con su familia y sus nuevos vecinos, emigrantes vietnamitas de la etnia hmong. Sus dos hijos y sus nietos, definidos con gruesos trazos negativos, fluctúan del egoismo a la estupidez y viceversa. Sus vecinos, inicialmente despreciados -"han tomado su barrio"-, se van poco a poco acercando por su condición de víctimas, especialmente el estudiante y tímido hijo.

La eterna y manoseada figura del maestro y el principiante, bloquea las ideas dejando la propuesta en un mero entrenimiento, con momentos graciosos, no voy a negarlo -el aprendizaje de un lenguaje "de los hombres" con los episodios en la peluquería y la obra-. El regerador final no me lo imaginaba y quizá sea lo mejor, una vuelta de tuerca al mito del policía-justiciero.

En fin, una película que se deja ver con una ligera sonrisa cómplice y se olvida con la misma naturalidad.

Calificación: 5/10.

10 comentarios:

pilar mandl dijo...

Vaya, estaba dudando en ir a verla y después de tu crítica creo que me esperaré al DVD...
Muchas gracias de nuevo por compartir tus conocimientos.

SALVATRON dijo...

Veo que no eres muy del tito Clint. Ya sabes que yo sí.
Desde luego eres más duro que la mayoría de críticas que he leído. No obstante, me pasaré por el cine a verla.

babel dijo...

Coincido bastante con tu criterio respecto a Eastwood. El tema no es cómo retrata (unas veces mejor, otras menos), sino qué retrata. Gran Torino es Harry el Sucio, rifle en mano a dfender su propiedad (muy de quinta enmienda) frente a maleantes (inmigrantes, claro) de encefalogrma plano. Con todo, es lo mejor (retratado, entiéndase), luego la película decae. Se puede entender como un auto-homenaje, para dotarle de cierta simpatía... Respecto a cómo lo hace, pues muy de manual, en mi opinión. Tan "perfecto" que, en muchos de los trabajos que dirige carece de "alma". No me mato por verla, vamos...

Saludos.

Castedo Merinero dijo...

pilar mandl,
gracias.
SALVATRON,
para mí, el tito Clint tiene dos o tres grandes películas, cuatro o cinco buenas (las dichas más El jinete pálido, Los puentes de Madison y poco más), pero muchas flojitas (más de una docena). Esta me pareció del montón.
babel,
coincidimos como casi siempre.

WOOD dijo...

Totalmente de acuerdo, amigo Castedo, tanto en las grandes, en las buenas como en las flojitas. Un abrazo.

MONTSE dijo...

A pesar de no ser una obra maestra, pienso que sí merece la pena verse, a mí personalmente me ha gustado bastante, si hubiera pincelado un poco más su vida con su familia y sus personajes creo que estaría mejor; sin embargo me decepcionó mucho El Intercambio, y está si la considero prescindible. Y el final me parece espectacular, pocas veces nos sorprenden en el cine. Un besito

WOOD dijo...

Hey Carlos. Te voy a dar una buena noticia. Hace 8 horas que por fin ha reconocido Google tu blog del problema que hablamos hace meses. Ya aparecen de forma natural en el escritorio del resto de bloggers tus ultimos posts publicados. Creo que el problema que tenía es que pudiera ser que antes que tu hubiera otro blog que se llamara "La recopilación", el cual fue suprimido, hasta que se ha actualizado con el tuyo. Es una teoría que deduzco porque he visto un caso similar. En fin, a continuar. Un abrazo, compañero.

Castedo Merinero dijo...

Montse,
ninguna de las dos me ha entusiasmado, sí me pareció muy conseguido el final de Gran Torino.
Wood,
menos mal que ya está claro el tema porque creía que los de Google me tenían manía.
Gracias.

David dijo...

A mí me parece que si merece la pena verla, pero al mismo tiempo creo que es una película hecha con muy poco esfuerzo y sin genialidad, me da la impresión de que un tipo como el tio Clint, como ésta las podría hacer como churros.

Castedo Merinero dijo...

David,
la veo como una disculpa por sus anteriores personajes y sólo destaca por el final. Lo demás es lo típico, estoy de acuerdo.