domingo, 24 de agosto de 2008

Peregrinos (2005) de Coline Serrau

La actriz, guionista y directora Coline Serrau (París, 1947) se presentó al mundo con su cuarta película, Tres solteros y un biberón (1985), y desde entonces ha hecho realidad ocho proyectos más, dignos y regularmente estrenados en España, pero sin la misma repercusión fuera de su país. Ahora nos llega su penúltima película, casi tres años después de ser rodada.

Peregrinos cuenta la historia de tres hermanos que se odian entre sí pero que para cobrar la herencia de su madre deben recorrer juntos el Camino de Santiago desde uno de sus inicios en Francia, el municipio del Alto Loira Le Puy-en-Velay.

Un innecesario prólogo que sigue el itinerario de las tres cartas que citan a los herederos entronca directamente con el albacea y los rostros de los tres hijos. Clara (Muriel Robin) es profesora de instituto y revolucionaria en potencia, Pierre (Artus de Penguern) es un estresado empresario y Claude (Jean-Pierre Darrousin, viejo conocido de interpretaciones con Robert Guédiguian y Jean Becker) es un parado separado y alcóholico. Después de unas ajustadas pinceladas para conocer las familias de los hermanos, nos sumergimos en su peregrinaje con el guía y cinco personajes más: una mujer que acaba de superar una grave enfermedad y cuatro jóvenes, dos chicas y dos chicos -musulmanes de ahí el título original Saint-Jacques... La Mecque -, uno de ellos enamorado de una de ellas.

En el camino, iniciático como es de esperar, los ánimos entre los hermanos y la relación entre todos irá madurando mediante enfados, miedos, amoríos... Las escenas intimistas se alternan con la belleza de los paisajes, contraponiendo la placidez de éstos con la tensión de aquéllas, sus panorámicas y planos generales a los primeros y medios planos. Vemos también los sueños de los personajes, algunos de ellos pesadillas, presentados sin convicción, decorativamente. El final, ya podemos imaginárnoslo.

Una comedia con sus pequeñas dosis críticas hacia la burguesía y algunos buenos momentos, el análisis de las peticiones de las monjas por ejemplo, pero que no aporta nada nuevo al panorama cinematográfico.

Calificación: 4/10.