jueves, 13 de diciembre de 2007

Las afueras

Casi me alegra
saber que ningún camino
pudo escaparse nunca.

Visibles y lejanas
permanecen intactas las afueras.

Jaime Gil de Biedma. Compañeros de viaje (1959).

2 comentarios:

Amparo dijo...

Es genial.
En apoyo de estas nuevas incorporaciones literarias, para que sigas seleccionando tan magníficas creaciones.

Anónimo dijo...

Amparo, no le hagas tanto la rosca que al final el chaval se lo va a creer.. Con acritud.