viernes, 29 de febrero de 2008

Juno (2007) de Jason Reitman

Me apetecía ver Juno (2007) de Jason Reitman. Ha recibido buenas críticas, multitud de premios y es independiente, circunstancia no determinante pero atrayente que no es del todo cierta en este caso porque su distribuidora es la hermana pequeña de la Fox.

Desde el primer momento la adolescente embarazada, brillantemente interpretada por Ellen Page, asume la responsabilidad de la función en un comienzo prometedor y unos títulos de crédito simpáticos y acordes con ella, pero la película continúa y se va agotando poco a poco.

No nos encontramos ante una película transgresora que lleva a sus últimas consecuencias las posibilidades argumentales del debate abortivo, la sociedad americana o su adolescencia. Estamos ante un planteamiento ligero, como las canciones de su banda sonora, que sólo quiere emocionarte, sin dar ninguna respuesta y que se desarrolla en una familia bastante convencional que no justifica, por excepcionales, las cualidades Juno, demasiado madura, ocurrente y cínica para su edad. En las familias de Wes Anderson todo es más lógico dentro de la excentricidad general.

La linealidad expositiva, enmarcada sin justificación aparente por las cuatro estaciones y sin estridencias, excepto en el flash-back de su relación sexual, así como el tono agridulce identifican un guión a medio camino entre el melodrama y la comedia juvenil. Parece como si Reitman, se escondiera para dejarle protagonismo al aclamado guión.

Unos secundarios desdibujados, como sus padres o la pareja adoptiva, acaban por conducir una película con posibilidades a un producto descafeinado que sólo remonta en las escenas en las que no se impone la sinceridad y la altisonancia de Juno, aquéllas, como la final, en la que las palabras no importan demasiado.

Las posibilidades iniciales de la película se asemejan a la explosión musical del 77 que dice admirar Juno y su resultado final a las melifluas canciones de Belle & Sebastian que se escuchan en la banda sonora, por mucho que se hable de Sonic Youth o se vislumbre en la habitación del futuro padre adoptivo el Green Mind de Dinosaur Jr.

Calificación: 4/10.

8 comentarios:

Viveros dijo...

Carlitos, las promesas son deudas y aqui me tienes a las cuatromenos cuarto hurgando en tu blog. Me gusta, quizas un poco sobrio, pero a los que te conocemos nos parece lógico.
Por cierto me has quitado las ganas de ir a ver Juno, por eso lo más probable es que saque un hueco para ir a verla.

Anónimo dijo...

Sinceramente, no creo que vaya a verla al cine. Cuando la pasen los domingos en el Peliculón de Antena 3, igual la veo.

salva dijo...

Entonces, ¿me gasto las perras o no?.

Castedo Merinero dijo...

Yo creo Salva que puedes ir a otras películas antes, aunque esta no es tan floja para dejar de verla. Digamos que hay otras prioritarias.

Patricia F.B. dijo...

Pues yo no estoy de acuerdo. Me pareció una película entretenida, divertida y en la que no se hace un drama de un embarazo no deseado.La protagonista esta fantástica.para pasar un buen rato sin salir del cine con la sensación de que has tirado el dinero.

Castedo Merinero dijo...

Patricia, lo mejor de la película es la interpretación de Ellen Page, sin duda soberbia, pero no es divertida, sólo invita a la sonrisa en puntales ocasiones y se queda en el querer sin poder debido a su intención a toda costa de no ofender a nadie.
Paco, ¿te he quitado las ganas de verla o no? No lo tengo claro.

viveros dijo...

Es una actitud, me gusta ir a ver las peliculas que la gente critica, las aclamadas no sorprenden. Mi problema es encontrar un hueco para poder acercarme al cine, suerte que vivo al lado de Broadway.

Castedo Merinero dijo...

Es una buena estrategia para descubrir cosas nuevas. Las aclamaciones no dejan de ser malas si se basan en un análisis.